Pinacoteca Benedicto Calixto

Instalada en un bello caserón de estilo neoclásico del comienzo del siglo XX, la Pinacoteca Benedicto Calixto es importante espacio cultural de la ciudad, con happy hour musical, cursos y eventos variados para niños y adultos, sobre todo los fines de semana.

La casa, la última de la orilla santista que mantiene las características de la época de los barones del café, sirvió de residencia familiar, geriátrico, internado para chicas e incluso colmena, antes de ser declarada de utilidad pública, en 1979, y comenzar a ser restaurada siete años después.

En la planta baja está la biblioteca de libros de arte y exposición permanente de obras de Calixto, considerado uno de los mayores exponentes de la pintura brasileña del inicio del siglo XX. El piso superior funciona como galería de muestras temporales.

Jardines

En los jardines, el público puede contemplar esculturas, como la pieza donada por la artista plástica catarinense Bia Dória, representante del arte contemporáneo sustentable cuyas obras son hechas a partir de residuos del manejo forestal, productos sustentables y árboles nativos rescatados de las quemas, deforestaciones, fondo de ríos y represas.

Espacios

Los espacios internos tienen decoración en estilo art nouveau (arte nuevo) y cada ambiente posee un uso específico. El piso inferior disponía de sala de visitas, salón noble, comedor, oficina, biblioteca y jardín de invierno. Ya los cuartos están en el piso de arriba.

Obras

La pinacoteca posee 65 obras de Benedicto Calixto, considerado uno de los cuatro gigantes de las artes plásticas paulista del siglo XX, al lado de Almeida Júnior, Pedro Alexandrino y Oscar Pereira da Silva. Del acervo, en exposición permanente, constan 15 estudios de anatomía, 14 marinas, 12 históricas, 11 retratos, 10 obras sacras y un desnudo, tales como pinceles, caja de tintas y algunas fotografías de Calixto.

Café Bistró Calixto

En los jardines da Pinacoteca, funciona el Café Bistró Calixto, de 8h a 22h, con opciones para el desayuno, almuerzo, té de la tarde, happy hour y cena. El acceso puede hacerse, también, a través de la Avenida Epitácio Pessoa, n°100 y el teléfono para reservas es el (13) 3394-2410.

Historia

El caserón blanco fue construido en 1900 por Carl Anton Dick, para morada de la familia. Diez años después, fue vendido para la familia de Francisco da Costa Pires, que permaneció en la casa hasta 1913. En ese año, el caserón de dos pisos abrigó el Asilo de los Minusválidos (actual Casa del Sol).

En 1921, la familia Pires recompró el inmueble y lo reformó, dándole las características actuales - fachada e interior en estilo art nouveau, escalera de mármol de Carrara, pasamanos de hierro macizo, más cómodos, frescos y un jardín de invierno. En la parte externa, cancha de tenis, alojamiento para los criados, salón de clases, pomar, fuente, pérgolas y un gran bosque con árboles de jambolán(Syzygium cumini). El palacete fue vendido en 1935 y funcionó durante dos años como un internado para chicas, cuando la familia Canero se lo compró para vivienda. En 1979, el inmueble fue declarado de utilidad pública, restaurado y, en 1992, pasó a sede de la Fundación Pinacoteca Benedicto Calixto - en la dirección, estaba Edith Pires Gonçalves Dias, que pasó gran parte de su vida en el caserón blanco de la playa.