Iglesia de Nuestra Señora del Rosário

Con nave en mármol coloreado, la iglesia es una de las más bellas y antiguas de Santos, cuya origen remonta a la capilla, donde se escondían esclavos foragidos, construida – se suponen – en 1758. En estilo barroco, fue construída en 1822 por la Irmandade de Nuestra Señora del Rosário de los Hombres Negros (esclavos), formada en 1652. Inicialmente, el altar de la hermandad estaba  en la antigua matriz de la ciudad – en él eran sepultados los cuerpos de los hermanos negros, mientras a las autoridades eran reservado el altar principal, como ocurría desde la Edad Media. La iglesia funcionó como catedral de 1907 hasta 1924. Tiene una hermosa colección de imágenes sagradas, côn énfasis en la imagen de São Joaquim das Botas, considerada una relíquia.