La aduana del Puerto de Santos inspecciona todos los productos que entran y salen del puerto, cerca del 30% de la balanza comercial de Brasil, más de una cuarta parte de la economía de Brasil pasa por el Puerto de Santos.
 
El edificio fue construido en 1934 en estilo art deco, que se caracteriza por las líneas rectas y formas geométricas. Hay 66 ventanas de hierro forjado con diseños que imitan a las hojas y los granos de café en honor al ‘oro verde de Brasil’, que contribuyó de manera significativa al desarrollo de la ciudad y del país.