Acuario Municipal

Lleva siete décadas encantando a generaciones, el Acuario de Santos es el más antiguo de Brasil y desde 1995 consta del Guinness World Record.

Espacio privilegiado de ocio y conocimiento, el parque es pionero en proyectos de preservación del mar y de sus habitantes – fue la  primera institución brasileña a realizar rescate y recuperación de los animales marinos. El Acuario ocupa un área de 3.000 m², 2.214 de los cuales están abiertos a los visitantes.

Murales

Únicos en América del Sur, dos murales del ambientalista norteamericano Robert Wyland ornan, desde mayo de 2008, con motivos marinos, las paredes externas de dos tanques de agua del parque. Cada mural tiene 12 metros de altura por 4 metros de ancho.

León marino

El león marino Abaré-Inti vive en el más grande ambiente del Acuario, con 80m². Son 450 mil litros de agua salada y una plataforma con 4m² en el tanque de vidrio de 5 metros de altura, que permite acompañar las evoluciones del mamífero también dentro del agua. La escenografía en fibra de vidrio imita el paisaje de riscos y rocas sumergidos, e incluso la entrada para el tratador es en formato de cueva. Protegido del área de exposición, el animal aun dispone de espacio con piscina, reservado para descanso, en un área de cambiamiento, donde los tratadores evalúan a diario sus condiciones generales de salud, pesan y en él promueven intervenciones clínicas. El mamífero marino nació en 2001 en el Zoo de São Paulo y desde diciembre de 2011 se encuentra en el Acuario. Abaré significa ‘amigo del hombre’ e Inti, el ‘dios Sol’ de los incas.

Tanques

El parque tiene 32 tanques, con un total de 1 millón y 300 mil litros de agua dulce y salada, tratadas por 35 bombas de filtración 24 horas al día. Al lado derecho, están los tanques de agua salada y, al izquierdo, los de agua dulce. Todos los tanques reciben escenografía que producen los hábitats naturales de los animales. En los de agua dulce, fueron creados ambientes de fondo de río, con ramas, follajes, raíces y barrancos. ya los animales de agua salada nadan en ambientes rocosos. En el tanque de las morenas, que prefieren quedarse escondidas, caños de PVC funcionan como escondrijos, imitando hendiduras de las rocas.

Tiburones

Una pareja de tiburón nodriza vive en un tanque con 80 mil litros de agua. El reservatorio recibe mayor atención por parte de los técnicos, siempre atentos a la temperatura, a la calidad del agua y a la alimentación, basada en filetes de merluza, calamares, pulpos e incluso crustáceos vivos para enriquecer la dieta. Esa especie, amenazada de extinción, es protegida por ley. El Acuario posee aun cuatro ejemplares de tiburón bambú, originario del Sudeste Asiático. Ellos parecen andar en el fondo, ya que utilizan las aletas pectorales y pélvicas para desplazarse.

Pingüinos

Inspirado en la Patagonia, el pingüinario con 145m², posee tres ambientes, dos de ellos conectados por un pasaje sumergido y climatizado, para mantener la temperatura media de 17°C. Ya la solana, abierta, permite la entrada de la luz del sol y no cuenta con climatización, una vez que las aves viven en regiones donde la temperatura puede llegar a 30°C. Los pingüinos llegaron a las playas de la costa a fuerzas de las corrientes marinas, fueron recogidos y tratados en el parque santista. Recuperados, permanecen en el Acuario, pues no existen comprobaciones científicas de la eficacia de la liberación de esos animales en su colonia de origen.

Invertebrados

En el tanque de los invertebrados marinos, es posible apreciar estrellas de mar, erizos, cangrejos ermitaños, anémonas y otros moluscos. Monitores de Educación Ambiental prestan informaciones sobre las especies y resaltan los daños – e incluso la muerte - causados a los animales marinos por el descarte irregular de basura en el mar.

Océano

Reproduciendo el paisaje rocoso del fondo del mar de la costa brasileña, el Tanque Oceánico abriga permisos (Trachinotus falcatus), corocoros, corcovados, róbalos, salemas, sargos plateados y rayas gavilanes. Es el segundo tanque más grande del Acuario y el único en formato circular. Posee 17 metros de diámetro, 5 metros de altura y 385 mil litros de agua. Sus paneles de vidrio, con 3,5 centímetros de espesura, permiten la perfecta visualización del espacio marino.

Curiosidades

  • Los animales del Acuario consumen cerca de una tonelada de pescados y frutos del mar al mes – en invierno, llega a 1,6 toneladas. La dieta es equilibrada e individualizada, ajustada a las necesidades de cada animal. Al día, son 15 ítems ofrecidos en la alimentación diaria, entre ellos sardinas, arenques, merluzas, camarones, calamares, mejjillones, cangrejos, anchoas, almejas, tilapias, caballa y tambaquíes. ¡Sólo el león marino come 12 kilos de pescados al día! 
     
  • Al contrario del refrán, "por la boca muere el pez" – ellos comen tres veces a la semana, puesto que son animales con metabolismo lento, que rechazan comida en exceso. Además, demasiado alimento puede deteriorar las condiciones del agua.
     
  • Las tortugas comen tres veces a la semana y los pingüinos, con metabolismo acelerado, dos veces al día.
     
  • Fue en el Acuario de Santos que nació, el 16 de noviembre de 2001, el primer pingüino en cautiverio del país – Se trata de Fraldinha. Desde octubre de 2006, ella hace pareja con Viriato – el 6 de octubre de 2017 Fraldinha puso un huevo, el 13 de noviembre el cachorro comenzó a trabajar para romper el cascarón y, pasados dos días, él nació. En la naturaleza, esas aves son monogámicas y viven el resto de la vida con su pareja. El nacimiento de un pingüino hijo de madre nacida en cautiverio es algo inédito en Brasil.